BOLETIN DURANGO TURISTICO - DESTINOS - FOTOGRAFIAS - HOTELES - RESTAURANTES - OPERADORES TURISTICOS - CABAÑAS SIERRA - MUSEOS - DIRECTORIO TURISTICO
hoteles
 
gris
inicio
durango
destinos
fotos
hoteles directorios cultura publicidad links contacto
gris
blanco

 
cuadro CAMINANDO POR MI TIERRA

 

LAS PRESAS.
TEXTO Y FOTOS. WALTER BISHOP VELARDE.

Es posible que nunca se hayan imaginado tanto los Indígenas como los europeos que el valle del Guadiana, como era nombrado antiguamente, fuera a estar rodeado de una gran superficie de agua, pues además de los ríos Sauceda, Tunal y el Ojo de Agua del Obispo de aquellos tiempos, tenemos 4 presas de buen tamaño de donde se han regado los plantíos de diferentes especies ayudando a que la agricultura cumpla con su cometido.

Pero no obstante que la agricultura es importante pues de ahí nos sustentamos, a últimas fechas, las presas de Durango, unas más que otras, pero casi todas, se han estado utilizando para actividades de Turismo, ya sea en lancha para deportes acuáticos o para salir a pescar, ya que en la mayoría de estas se sembraron varias especies de peces ya hace tiempo así que ahorita al paso de los años se tienen muy buenos trofeos de Lobina con unos ejemplares de varios kilos que han estado llamando la atención de los pescadores profesionales.

Durango cuenta con al menos 10 presas a través de todo el Estado para diversos usos como el riego agrícola, pero un detalle increíble es que al menos cuatro de estos embalses están a unos cuantos minutos de la capital, siendo un atractivo fenomenal para el turismo náutico ya que todas tienen una temperatura del agua templada, lo que ayuda en mucho la inmersión de los bañistas e influye también en el tamaño de la pesca que se obtiene de las mismas.

La Santiago Bayacora, posiblemente una de las presas más bonitas, aun cuando es difícil comparar, cuenta con una cortina de 700 metros lineales dándole un muy buen aspecto. Tiene varias restricciones para visitarla y la más importante de todas es que no tiene muelle para lanchas con motor y cargar las mismas hasta el nivel del agua es bastante dificultoso, limitando su uso a casi puras embarcaciones de remo, o también se pueden rentar lanchas que ya están en el agua facilitando su uso. Su construcción data de los años ochentas siendo gobernador Ramírez Gamero, con un embalse de 137 millones de metros cúbicos, es de las más grandes del estado y está a solamente 20 km del centro de la ciudad.

De las más turísticas ya que se encuentra en camino de El Pueblito un área gastronómica de ricas gorditas, carnitas, mariscos y carne asada, es la presa Guadalupe Victoria con 84 millones de metros cúbicos construída entre los años 1958 y 1962. Consta de un gran monumento de cuerpo completo pero a gran escala del mismo Guadalupe Victoria, que fue diseñado por Salvador Roncal y labrado por el cantero Antonio López de la escuela de Benigno Montoya. Esta presa como la Bayacora reciben agua de la cuenca de San Pedro en específico del río Chico y río Los Arcos y de los manatiales de Tres Molinos.

La más cercana a la ciudad, está situada a una distancia tan corta de Durango que fácilmente se puede ir caminando o en bicicleta, y de hecho se tiene un proyecto que hace de la distancia de Durango a Garabitos un parque lineal, por cierto muy aceptado por el público en general que ya usa este trayecto para estos fines.

Este tipo de represas fueron construidas desde hace años para de alguna manera contener el flujo de las crecidas de su arroyos. También durante los años que funcionó el ferrocarril, Garabitos era una estación para retomar agua que era lo que daba vida a la máquina del tren. El lugar que fue reforestado para impedir la pérdida de suelos, ahora decenas de años después sirve como un pulmón de aire para la ciudad que en poco tiempo la rebasará con su urbanidad.

Y para cerrar tenemos a la presa Peña del Águila, construida durante un período del gobernador Torres Sánchez (50 / 56), fue tantas veces interino que por pura suerte le toca a el construirla, fue hecha como otras para controlar las grandes avenidas del río La Sauceda que aun ahora afectan en temporada de lluvias, no obstante, le hicieron una rectificación en su cause, cosa que está por verse si la naturaleza se equivocó en un principio.

La presa Peña del Águila desde hace años muchos que servía para el turismo náutico e incluso había un club de esquí acuático y venían de la Ciudad de México con un gran show, cosa que ya no se ve, pero la presa continúa siendo una de las más atractivas turísticamente hablando o leyendo, su embalse es de 28 millones pero no por eso deja de cumplir su cometido. Por ahí nos vemos.

 

 
 
© BISHOP + PIZARRO, CONSULTORIA Y PUBLICIDAD 2017
PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE LAS FOTOGRAFIAS Y ARTICULOS CONTENIDOS EN ESTA PAGINA